Historia de la Manicura

 

Historia de la manicura

 

 

Los humanos siempre quisieron tener bonitas y bien cuidadas no solo sus manos, sino también sus uñas, para sentirse más bellos, para destacarse entre la multitud multifacética.  La historia de la manicura va al pasado distante.

En 1964, durante las excavaciones en Egipto, se descubrió una tumba con las momias del séquito del faraón Nuser, que vivió 2.400 años antes de Cristo.  En las listas, estas personas fueron designadas como «cuidadores y maestros de uñas del faraón» o manicuristas.

El esquema de color de las uñas se utilizó para la selección jerárquica.  Los faraones y otras personas nobles se dejaron crecer las uñas, las pintaban en colores brillantes y llamativos, principalmente rojo y terracota, y a los esclavos se les permitieron colores pálidos y discretos en las uñas cortas; Cleopatra se manchaba las uñas con henna.  Ella dio el primer paso, tanto sobre cuidado del cuerpo como sobre esmalte de uñas.

Las mujeres orientales inyectaron tintes de plantas en la zona de matriz torturándose diariamente con un procedimiento doloroso y peligroso, pero la belleza requiere sacrificio.  En la antigua Grecia, los maestros de la manicura se pintaban hasta la luna de la uña.

Luego, durante mucho tiempo, las uñas pintadas y largas se consideraron de mala fama. Y en esa época, solo las cortesanas pintaban las uñas, ocultando enfermedades como la sífilis.

Después, en el siglo XVI, las uñas pintadas podían ser acusadas de brujería y quemadas en la hoguera. Y en París, las uñas se recortaron, se pulieron para que brillaran con un cojín de gamuza y fortalecieran la placa de la uña con jugo de limón.

Los primeros kits de manicura reales aparecieron cuando Louis XV pidió quitar los pellejos infectados.  El médico de la corte hizo frente a la tarea sin ningún problema y creó un kit especial para el cuidado de las manos.  Y luego su sobrina, que resultó ser una mujer enérgica y emprendedora, hizo que este kit fuera popular no solo entre alta sociedad y fue en este momento que el set de manicura se reponía con un palo de naranjo para mover la cutícula, que todavía usamos hoy en día.

Con el paso del tiempo la gente empezó a cuidarse más sus uñas naturales. No hace tantos años, un dentista estadounidense, para librar a su esposa del mal hábito de morderse las uñas, comenzó a colocar acrílico en sus uñas.  Los manicuristas rápidamente pusieron esto en servicio, y ahora la forma ideal y la longitud deseada de las uñas ya no son un problema. Y los dentistas se han convertido en proveedores de acrílico.

También El estadounidense Jeff Pink en 1976 propuso una manicura alternativa a los productores de Hollywood.  Llamando a este color, simplemente enfatizando el color saludable y natural de las uñas, la hermosa frase «manicura francesa»

El progreso no se para.  Y no solo la variada paleta de los colores que tenemos, sino también la base y sus fijadores (Top) permiten a las mujeres preservar la belleza de sus uñas por más tiempo.

El arte de uñas, en otras palabras, el arte de decorar uñas, se está convirtiendo en una industria completa.  Aun así, hay muchas oportunidades para destacar.  Comenzando desde lo más simple: juegos con colores y dibujos en las uñas hasta el uso de pedrería, plumas, piedras preciosas y semipreciosas y perforando la placa de la uña.

 

 

​

3 Comments
  • Rebeca linares
    Posted at 14:07h, 25 mayo Responder

    Me ha encantado este artĂ­culo. Me encanta que en tus cursos aparte de la practica aprendamos teĂłria tan util.

  • Lucia
    Posted at 19:40h, 30 junio Responder

    Me parece genial saber el origen de nuestra profesiĂłn. Gracias karyna frĂ­as por ilustrarnos.

    • Marcos
      Posted at 20:17h, 30 junio Responder

      Muchas gracias Lucia. Estamos intentando escribir poco a poco comentarios que sean interesantes e ilustrativos

Post A Comment

Academia de uñas

SuscrĂ­bete

Recibe todas las novedades sobre nuestros cursos comodamente en tu correo electronico ¡ Suscribete !

¡¡ Gracias por suscribirte !!

× ÂˇÂˇ InfĂłrmate !!